todopuebla.com

Mar 28 Mar 03:12 AM453 visitantes/hr0 usuarios

Mariangel Lopez

Bunbury Enloquece a Puebla - Crónica del Tour Mutaciones

Publicado: 12 de Octubre 2016 en Arte y Entretenimiento
635 visitas 0 comentarios Blog 1 de 13   Editado el 23 de Diciembre 2016

Aún está fresca en la memoria la última presentación de Enrique Bunbury en Puebla. Un concierto épico considerado por muchos el mejor de aquel 2014. A casi dos años del importante suceso, Bunbury vuelve a la ciudad y lo hace otra vez.

       Son las nueve de la noche en punto. La gente habla, se acomoda en su asiento, algunos impacientes silban, frente a mi pasa una mujer vestida de novia ¿se habrá salido de su boda? La música de fondo sube gradualmente. Todos quieren estar aquí, no cabe ni un alma más en el Auditorio Metropolitano.

       Sólo ha pasado un minuto y las luces se apagan por completo. El público grita de emoción, ya saben lo que nos espera; un viaje musical por los temas claves en la trayectoria del héroe de leyenda, el aragonés errante, el hombre delgado que no flaqueará jamás; Enrique Bunbury.

       La gente –siempre de pie – recibe a Los Santos Inocentes que hacen su entrada triunfal al escenario, envuelto en luces rojas y decorado con dragones, insignia del MTV Unplugged El Libro de las Mutaciones, última producción de Enrique Bunbury y motivo de la reciente gira por el territorio mexicano.

      Después de los primeros acordes y vestido  completamente de negro y lentes obscuros, Bunbury por fin arriba al escenario, la respuesta de la multitud no se hace esperar y desde entonces –como lo dicta la tradición – se escucha entre cada canción el característico grito de todos los conciertos del zaragozano: “¡Enriiique, Enriiique, Enriiique!”.

      El recorrido musical comienza con “Iberia Sumergida”, canción propia de su etapa con Héroes del Silencio y continúa con “El Club de los Imposibles”, tema que al finalizar arranca las palmas y los gritos, así como las primeras palabras de Bunbury para los poblanos:

“¡Buenas noches, cabrones!”

El Metropolitano ruge y un Bunbury sonriente se presenta, explica que está emocionado por estar en ese “auditorio tan lindo” y espera que a todos les guste el repertorio que ha elegido para la noche.

        Las emociones están a flor de piel y, de un momento a otro, el público vive en carne propia las las distintas facetas de Bunbury, quien entona éxitos como: “Dos Clavos A Mis Alas”, “Sirena Varada”, “Por Que Las Cosas Cambian”, “El Camino del Exceso” y "Avalancha”.

       Los rizos de Bunbury se agitan en el aire, sus manos siempre expresivas señalan al público en cada canción, mientras todos los presentes alzan los brazos y se comprometen en serio con el espectáculo, logrando la perfecta sincronía. El momento emotivo es –tal vez– “Ven y Camina Conmigo”, la canción inicia y el auditorio se vuelve una sola voz para entonar a todo pulmón cada estrofa.

“Si quieres hacemos un trato y si aguantas el paso no me vuelves a ver…”

       Después siguen dos clásicos en el repertorio de Enrique, esos que no pueden faltar en cada concierto: “El Extranjero” donde Jorge Rebenaque hace gala de su gran maestría en el acordeón y pone a bailar, brincar y agitar a todos los presentes. Le sigue “Infinito” con nuevos arreglos musicales que la hacen aún más desgarradora. La gente corea, desprende energía y disfruta al máximo, pues como dice la canción

 “Un momento se va y no vuelve a pasar…”

         Después de unos cambios de vestuario, Bunbury entona El Hombre delgado que no flaqueará jamás”, “Despierta” y “Mar Adentro”. Así, el momento más especial de la noche llega con Maldito Duende”. Los asistentes pierden la cabeza cuando Enrique decide que quiere continuar la canción entre el público; el español se abalanza y las primeras filas se mueven, los celulares graban y todas las manos quieren tocarlo. Mientras, él, en medio de la multitud sigue cantando:

“Te sientes tan fuerte que piensas que nadie te puede tocar…”

       Como nada dura para siempre, llega la presentación de la banda y así comienza “Lady Blue”, el escenario se ilumina completamente de azul y la hermosa melodía sale de los instrumentos de Los Santos Inocentes. La gente acompaña a Bunbury en su canto melancólico y al finalizar el tema –con el ademán del huracán– las luces se apagan por completo.

      Gritos de “¡Enriiique, Enriiique, Enriiique!” y “¡otra!, ¡otra!” se escuchan en todo el recinto. Algunos aprovechan la obscuridad para sentarse y recuperar energías. Unos más –como yo– no dejan de mirar al frente, de pie, esperando que Enrique Bunbury salga una vez más para seguir cantando las canciones que han marcado momentos de nuestra vida.

       Bunbury no se hace esperar y vuelve, ya con otro cambio de vestuario y ataviado con el sombrero negro que mucho tiempo lo caracterizó. Los poblanos aplauden y –una vez más – se levantan de su lugar. Enrique agradece que estemos ahí, que celebremos sus 30 años de carrera.

      La música sigue y grandes éxitos de tres tiempos distintos se hacen presentes. El auditorio entona con fuerza temas como: “Más alto que nosotros sólo el cielo”, “Sí” y “La Chispa adecuada”. Siempre dueño del escenario, Bunbury se mueve de un lado al otro, se ve animando, posando para los celulares y dispuesto a dar el todo en cada tema.

       Otra vez las luces se apagan, los músicos desaparecen y la gente presiente que el final está muy cerca. Tienen razón. Pasan unos minutos y Bunbury sale nuevamente entre aplausos. Explica que todavía no se quiere ir, que nos quedemos un rato más y todos lo aclaman.

      El set de despedida está tan lleno de melancolía y nostalgia que te hace sentir afortunado de poderlo vivir. Suenan “Los Habitantes” y el solo de guitarra de Jordi Mena, después “De Todo El Mundo”, uno de los mejores temas en vivo que es capaz de tocar las fibras más sensibles en muchas almas, y por último “Y Al Final”, tema de inminente despedida.

“Así, si me dejas no te dejaré de querer…”

      Antes de que termine la canción, Bunbury agradece al público poblano por su presencia “por dejar que les cantara” y por cantar con él. Sale del escenario muy aprisa, no sin antes pedir que no lo olvidemos. La música sigue y el auditorio aún corea su nombre con la esperanza de que vuelva.

       Los Santos Inocentes terminan la canción y los últimos aplausos de la noche son para ellos. Las luces se encienden y de fondo la ya conocida “Stan By Me” hace que todos vuelvan a la realidad.

      Han pasado dos horas exactas de emoción, adrenalina, música y de un huracán español que arrasó con todo a su paso y que sedujo a los presentes con un auténtico viaje en el tiempo repleto de éxitos; con nada más y nada menos que 30 años de mutaciones.

      La gente sale con una gran sonrisa, comprando recuerdos que perduren más que la memoria, esperando con ansías la vuelta del español a estas tierras y sobre todo deseándole mucha suertecita a Bunbury, el ídolo que hizo rugir al Metropolitano en el mejor concierto de 2016.

TEXTO: Mariángel Pérez López

FOTOGRAFÍAS: Jose Girl - Facebook Oficial de BUNBURY

Reportar blog
Me gusta 2
Comenta vía TODOPUEBLA
1000 caracteres disponibles
Comenta vía FACEBOOK

¡ Quiero recibir nuevos blogs de Mariangel Lopez !

Suscribirme también al boletín de TODOPUEBLA.com

Blogs recientes de ...
Mariangel Lopez

Soy Mariángel...

Mary Clara Moreno Puertos publicó

Todo comienza en un vuelo

Una notificación con un título curioso que despierta nuestros sentidos por las palabras q...

Vero Altamirano publicó

TUTORIAL ¿De qué disfrazarse?

¿Qué prefieres, el disfraz de Harley Quinn y Joker o el de Catrina?

f64 - Centro de Formación Audiovisual publicó

f64 - Taller La Habana

f64 - Centro de Formación Audiovisual

Laboratorios Linfolab publicó

Mastografía

El cáncer de mama es el más común entre las mujeres en todo el mundo, pues representa el ...

UDLAP - Universidad de las Américas Puebla publicó

Espora UDLAP se reinventa

El consejo editorial de Espora presentó su rediseño 2017. Se incluy&oa...

Profesionales del periodismo con información objetiva de Puebla y Tlaxcala. Visítanos: www.comunicatedigital.com

¡Inscripciones abiertas! Conoce nuestra oferta académica...

Ver otras promociones